El dólar vs. el oro comprando petróleo

Jaime Raúl Molina
Publicado en Revista AGENDA, diciembre de 2004.En el artículo del mes pasado hice referencia a la inminente depreciación del dólar, debida a la expansión crediticia financiada con expansión monetaria, a la que se ha sometido el dólar particularmente en los últimos 30 años (desde el rompimiento definitivo del acuerdo de Bretton Woods en 1971). Esto es lo que hace que los bienes y servicios en el mercado aumenten de precio continuamente. El llamado aumento de precios es en realidad debida, no a que las cosas aumenten de precio por alguna razón mágica, sino que el dólar se ha venido depreciando continuamente, al igual que todas las otras monedas nacionales modernas.

Para tener una idea aproximada de hasta qué punto el dólar se ha venido depreciando, doy como ejemplo el precio del petróleo.

Precio del petróleo

Una forma de medir de modo aproximado el poder adquisitivo en el tiempo, es con referencia al precio del petróleo. La mayoría de las personas están acostumbradas, desde la década de 1970, a tomar el aumento continuo en el precio del petróleo (así como todos los otros bienes y servicios) como un hecho de la vida permanente e inmutable.

Pero, ¿ha aumentado el petróleo (y los demás bienes), o en realidad es que el dólar se ha depreciado? En 1970, el barril de crudo costaba $3.18. En el año 2004 el precio promedio hasta el 31 de octubre ha sido de aproximadamente $40 y ha llegado a estar por encima de $50.

En la gráfica se observa la comparación del aumento del precio del petróleo desde 1970, en términos de dólares, onzas de plata y gramos de oro. En dicha gráfica se observa claramente que, en términos de dólares, desde 1970 el precio del crudo siempre ha estado por encima de su nivel de aquel año. Tanto es así, que hoy día se necesitan $1,280 dólares aproximadamente, para comprar la misma cantidad de crudo que se compraba con $100 en 1970.

Comparado con la plata, se observa que a diferencia del dólar, hoy día se necesitan aproximadamente 380 onzas de plata para comprar el petróleo que se compraba con 100 onzas en 1970.

Y en términos de oro, sólo se necesitan 114 gramos para comprar el petróleo que se compraba con 100 gramos en 1970. Y lo más importante es que desde ese año hasta ahora, sólo en 2 años el petróleo ha estado más caro en términos de oro, 2000 y el 2004. ¡El resto del tiempo el petróleo ha estado más barato que en 1970, en términos de oro! Incluso en 1981, cuando el petróleo tuvo un precio promedio anual récord de $31/barril, en términos de oro el petróleo fue ese año más barato que en 1970, tanto que sólo se necesitaban 79 gramos de oro para comprar la misma cantidad de crudo que en 1970 costaba 100 gramos de oro.

Otra manera de verlo: si usted tenía en 1970 $1,000 y los invirtió con intereses acumulables a capital, hoy día usted necesitaría $12,740 para comprar el mismo petróleo que hubiera comprado en 1970, o sea, que necesitaría que su rendimiento anual promedio (acumulado) fuese de 7.78%. Si usted logra encontrar un título de inversión que dé tal rendimiento sostenido durante 34 años, por favor hágamelo saber.

¿Por qué se deprecia el dólar?

Estas comparaciones lo que demuestran es que en realidad no es el petróleo, ni el resto de los bienes y servicios, lo que aumenta mágicamente de precio, sino que el dólar pierde continuamente valor, debido a la expansión crediticia y monetaria impulsada por la Reserva Federal.

En 1971 el gobierno de Estados Unidos rompió definitivamente la convertibilidad del dólar respecto del oro. Por ello el gobierno federal ya no está tan constreñido como antes en la cantidad de moneda que puede emitir.

Como consecuencia, y en nombre de una supuesta política de estimulación a la economía, la Reserva Federal estimula constantemente la expansión del crédito, y esto lo hace por medio de la monetización. La Reserva Federal emite nueva moneda con la que estimula dicha expansión crediticia.

Debido a la ley de utilidad marginal, a la cual no escapa ninguna moneda, el valor unitario de un bien se reduce en tanto su cantidad disponible aumenta. Así, a más dólares, menor es su valor.

¿Exportación de inflación?

Pero no sólo el dólar se ve depreciado de esta manera. También todas las otras monedas nacionales existentes, aunque la medida de la depreciación real de cada moneda varía en términos relativos frente a otras monedas. Esto se debe básicamente a que el dólar es la moneda con que los bancos centrales de todo el mundo mantienen una considerable parte de sus reservas. Por eso se dice que el dólar es la moneda de reserva internacional.

Y dado que cada banco central busca siempre favorecer, por motivos políticos, a los exportadores por medio de la política monetaria, se ven obligados a depreciar sus propias monedas siempre que el dólar se deprecia en términos reales. El resultado es que las monedas fluctúan entre sí, pero en realidad todas se deprecian en términos reales.

¿Cómo protegerse de la depreciación del dólar?

En vista del fenómeno arriba explicado, por el cual los Estados Unidos exportan inflación al resto del mundo, resulta inefectivo el tratar de protegerse de dicha inflación por medio de la tenencia de títulos en otras monedas, como el Euro. Dado que el Euro también se deprecia en términos reales, en realidad lo más que pudiera lograrse sería reducir el monto de la pérdida de poder adquisitivo.

Pero, si usted ha observado y analizado bien la gráfica que ilustra este artículo, ya a estas alturas se estará imaginando por dónde encontrar el antídoto para que sus inversiones no pierdan poder adquisitivo.

Los metales preciosos en general, sí mantienen su poder adquisitivo en el tiempo. ¿La razón? En primer lugar, los metales preciosos son escasos. Y aunque la cantidad disponible de ellos aumenta cada año por resultado de la minería, la proporción en que aumentan es siempre muy pequeña en comparación con la oferta ya disponible. Por ejemplo, la cantidad de oro explotada en minas cada año, generalmente no llega al 1% de la cantidad ya disponible.

Además, continuamente la demanda de estos metales preciosos aumenta, lo que hace que en la práctica aumente su valor real, en lugar de disminuir.

¿Cómo invertir en metales preciosos?

Las opciones son varias, pero básicamente se trata de invertir en el metal físico, o en acciones de compañías mineras. La inversión en metal físico a su vez puede hacerse ya sea comprándolo directamente y almacenándolo, o comprando títulos de depósito del metal en cuestión emitidos por custodios especializados. En lo personal, yo prefiero el metal físico.

El oro y la plata son, a mi modo de ver, los metales más seguros. Tienen una multiplicidad de usos (no sólo joyería) que los hacen muy valiosos. Esta característica es algo que ambos metales tienen desde hace miles de años, y no va a cambiar muy pronto que digamos.
Cualquiera que sea el método de inversión que usted elija para adquirir metales preciosos, es mejor que mantener sus ahorros de toda una vida en dólares. Éstos se deprecian continuamente, mientras que el oro y la plata no. Piénselo bien: el oro y la plata tienen más de 5,000 años funcionando como monedas. ¿Cuánto tiempo tiene el dólar?

Explore posts in the same categories: Economía

2 Comments on “El dólar vs. el oro comprando petróleo”

  1. gonzalo bastidas Says:

    Porque el euro esta mas fuerte ahora con respecto al dolar.23/11/2006

    que pasaria si las reservas que tiene china inundaran el mercado mundial. el dolar podria perder su valor??


  2. It’s awesome to visit this web page and reading the views of all colleagues about this article, while I am also eager of getting knowledge.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: