Más Inquisición Políticamente Correcta

El más reciente furor de los políticamente correctos es ahora el caso de Frank Ellis, un profesor en la Universidad de Leeds (Inglaterra) a quien se le ocurrió proferir la herejía de que la raza tiene una incidencia en la inteligencia de las personas. Las autoridades de la universidad lo suspendieron (con sueldo) alegando que sus declaraciones van en violación de la Ley de Relaciones Raciales, pues ha incumplido con la obligación de “promover la armonía racial.”

La Universidad, ese lugar que se supone que es el centro de discusión y debate académicos por excelencia, donde hay libertad para expresar cualquier idea o hipótesis, sujeta entonces a ser examinada, en realidad ya no es tal cosa, porque la Inquisición de lo Políticamente Correcto tiene a sus Torquemadas en permanente vigilancia.

Esto viene poco tiempo después que Lawrence Summers, presidente de la Universidad de Harvard, fuese presionado a renunciar por sus declaraciones en sentido que las mujeres y los varones tienen preferencias académicas distintas, y que en ciertas áreas las mujeres tienden a estar subrepresentadas, particularmente las ciencias y la ingeniería. Ni hablar del caso del historiador revisionista David Irving, británico, a quien se le ocurrió cuestionar la veracidad histórica del Holocausto judío a manos de los nazis.

Ahora, pregunto: ¿me puede alguien explicar en qué se diferencia esta inquisición políticamente correcta de aquella que conocemos como la Santa Inquisición? Para mí son lo mismo: odio a la divergencia académica, disfrazado de política correcta.

Explore posts in the same categories: Egalitarismo, Galería de la estupidez, Libertad individual

One Comment on “Más Inquisición Políticamente Correcta”


  1. A pesar de todo,la vieja Inquisición puede entenderse,ya que
    al menos defiende verdades que se
    creen reveladas por Dios.Claro que
    olvidan que la fe es un acto libre.
    Otro punto interesante es que los
    inquisidores de la PC se muestran
    muy valientes cuando la víctima se
    acobarda.Sin embargo,el caso de Hans-Herman Hoppe demuestra que si
    uno está dispuesto a la pelea se les puede ganar.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: