Posible uso de armas nucleares (tácticas) contra Irán

Ahora está el rumor de que los Estados Unidos está considerando seriamente el uso de armas nucleares tácticas para atacar los objetivos militares en Irán, para destruir la capacidad iraní para fabricar armas nucleares. Dos observaciones breves sobre esto:1. A pesar que Jack Straw, el Ministro de Relaciones Exteriores británico, diga que es una “tontería” la idea, todo depende de las necesidades militares según los objetivos (blancos) a ser atacados. Si se trata de búnkeres que están a varios metros bajo tierra, la idea de usar armas nucleares tácticas no es nada descabellada, pues otro tipo de bombas pudieran no ser efectivas.

2. El principio de disuasión y la prudencia recomiendan que uno jamás descarte el uso de la fuerza, letal y abundante si fuese necesario, para hacer valer la exigencia que se hace con la diplomacia. Por ello, al decir lo que ha dicho, Jack Straw demuestra que, o es medio ingenuo, o sencillamente está jugando a la política británica, a costa de socavar la posición negociadora frente al gobierno iraní.

El gobierno iraní se ha mostrado de lo más reacio, especialmente desde que asumió la presidencia el fanático de Ahmadinejad. Seguramente han aprendido de los soviéticos, que “negociaban” haciéndose los intransigentes, lo que a su ves hacía que sus contrapartes fuesen cediendo una y otra vez (especialmente los europeos), para no “enfadar” al intransigente. En otras palabras, hacerse “el loco” tiende a ser una táctica de negociación sumamente efectiva, porque sirve muy bien para chantajear a la contraparte. Lo hizo Hitler una y otra vez, y logró en cada ocasión lo que quería. Lo hizo Stalin también.

Yo aprendí esa lección desde edad temprana. Mi papá siempre me enseñó que ante el chantaje sólo hay una defensa efectiva: la respuesta firme con clara disposición al uso de la fuerza para rechazar el chantaje. Ceder ante el chantaje y ante los que se hacen los “locos” para intimidar, sólo provoca más intimidación y más chantaje.

Los norteamericanos han aprendido la lección histórica desde hace rato, y ya no comen esos cuentos tan fácilmente. Pero los europeos jamás entendieron muy bien dicha lección. De allí que no me sorprende demasiado el faux pas de Jack Straw. Mientras los aliados sigan diciendo que no quieren recurrir a la fuerza (lo cual es comprensible si se toma en cuenta la presión de la opinión pública en sus propios países), el chantajista continuará ganando tiempo para lograr lo que quiere.

Una lección que nunca pierde vigencia, de Maquiavelo: uno nunca evita en última instancia una confrontación (frente a una provocación), sino que sólo la pospone en perjuicio propio.

Explore posts in the same categories: Guerra de Civilizaciones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: