Los males de la derecha panameña: artículo por David Saied

Reproduzco aquí íntegro artículo de David Saied publicado hoy en el Diario La Prensa de Panamá. Aunque se refiere a la derecha panameña, aplica con muy pocos cambios a los sectores mercantilistas de toda América Latina.Los males de la derecha panameña
Por David Saied

El año pasado estuvimos tan ocupados con los males de la izquierda panameña, en especial por su efímero resurgimiento durante las reformas a la CSS, que nos hemos olvidado de los inmensos males de la derecha panameña, que están haciendo sufrir a todos cada día que pasa con precios más altos y una inflación galopante, por su enfoque económico desfasado y confiscatorio.

Sé que para muchos será una sorpresa el hecho de que alguien como este servidor, que cree totalmente en el sistema de libre mercado, esté criticando a la derecha. Sin embargo, para los verdaderos intelectuales, esto no será sorpresa alguna, ya que más frecuentemente de lo que pensamos, los principales enemigos del sistema libre y competitivo son los derechistas, con sus oprobiosos carteles y monopolios.

En Panamá esto no sólo es así, sino que uno de los más comunes trastornos a nuestra economía, y por ende, a nuestra paz como sociedad, lo están ocasionando empresarios mercantilistas que son parte de la poco comentada, pero bien organizada derecha panameña.

Estos empresarios mercantilistas han secuestrado al Estado desde hace más de medio siglo, y, en consecuencia, usurpan el dinero de los más pobres para favorecerse, a través de la malhadada redistribución de la riqueza, que en este caso es una redistribución de pobres a ricos. Estos empresarios han aprendido a buscar sus ganancias en el legislativo, ya sea a través de subsidios del "Estado", o sea, de los contribuyentes, o a través del fracasado sistema proteccionista. En ambos casos logran confiscarle dinero a miles de pobres, para transferirlo a sus arcas, so pretexto de proteger la "producción nacional".

¿Cómo ocurre exactamente esta transferencia, que yo llamo "Robin Hood a la inversa"?

La de los subsidios es relativamente fácil de entender. Estos "productores" cobran jugosos subsidios y exoneraciones que pagan los contribuyentes panameños, miles de los cuales son pobres, a razón de más de $180 millones al año. Como miles de los panameños que pagan impuestos (ITBMS y otros) son pobres, y estos empresarios cobran estos subsidios financiados por estos impuestos, en la práctica lo que ocurre es una transferencia de pobres a ricos. O sea, los pobres se vuelven más pobres y los empresarios mercantilistas más ricos —y después los socialistas se preguntan del porqué de la "mala distribución de la riqueza"—.

Ahora, ¿cómo acceden a estos subsidios estos mercantilistas? Muy fácil; han logrado que el Estado, o sea, el pueblo, les subsidie su producción, sus insumos, sus herramientas, sus importaciones y sus pérdidas. Cada vez que tienen pérdidas piden al gobierno que tome dinero del pueblo para que les cubra las pérdidas incurridas por sus actividades.

Lo que no entendemos es porqué en este país donde no deben existir fueros ni privilegios, por estar prohibidos constitucionalmente, y donde hay un furor nacional —que considero es justo— cuando funcionarios estatales reciben exoneraciones y beneficios, nadie reclama ni ha podido detener la danza millonaria de los subsidios a los ricos "productores nacionales" mercantilistas.

Sin embargo, la peor forma de transferencia de pobres a ricos la representa el sistema proteccionista, que obliga al panameño, en especial al más pobre, a pagar 70 centavos por un litro de leche que desde afuera de Panamá se puede conseguir en 25 centavos, $1.85 las 5 libras de arroz que afuera está en $0.99 y hasta 50% más por otros productos de la canasta básica. Con todo el ruido que se forma cuando el precio de la electricidad sube 5% o 10%, ¿por qué no gritamos ni salimos a protestar cuando nos obligan al consumo de comida cada vez más cara, y de mala calidad, con el objeto de proteger el lucro de unos cuantos productores ricos? Este proteccionismo, según estudios recientes, le quita más de $239 millones anualmente a todos los panameños, por razón de precios artificialmente altos de la comida.

Estos son algunos de los males de la derecha panameña. Ahora nos corresponde, habiendo detenido a los inescrupulosos de la izquierda, hacer lo mismo con los derechistas, castigándoles con la libre competencia y la apertura, para que, de una vez por todas, dejen su esquema mercantilista y de servidumbre. De esta manera el consumidor podrá decidir, con su voto de compra, si sobreviven o quiebran estos productores ricos, y que no sea el pueblo el que los mantenga a través de subsidios y un desfasado sistema proteccionista.

Explore posts in the same categories: América Latina, Capitalismo, Economía, Política

One Comment on “Los males de la derecha panameña: artículo por David Saied”


  1. Lo único que no me convence del artículo es la identificación del
    mercantilismo con la derecha.Creo
    que el mercantilismo está bien representado a lo largo de todo el
    espectro político.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: