De las personas y los ‘personos’: artículo por Rodrigo Mejía Andrión

(Este artículo salió en La Prensa, el viernes 5 de mayo.)

En reciente reunión del Colegio de Arquitectos, una distinguida colega, quien también es abogada, propuso que, desde ese momento, en las reuniones del Colegio se hablara siempre de los arquitectos y las arquitectas y así siempre separáramos los hombres de las mujeres para diferenciar los géneros, como si esas notorias y apreciadas diferencias pasaran desapercibidas.Inmediatamente expresé que estaría de acuerdo con ella si, también, a partir de ese momento nos refiriéramos a las personas y "los personos", pues si ella no quería que el término "arquitecto" la incluyera a ella, yo tampoco aceptaría que "persona" me incluyera a mí. Que me digan que soy "un persono", o me consideraré agraviado, disminuido, muy ofendido. Pediré consejo a Liborio para conocer cómo manejar este caso.

Existen muchas palabras en femenino que incluyen a los hombres, como "bañista", ascensorista, recepcionista. Cuando en una tarjeta por llenar, se pregunta la nacionalidad, siempre pongo "panameña", ya que esa es mi nacionalidad. No por eso me siento disminuido, agraviado, ofendido.

Tengo un amigo odontólogo, quien al comentar sobre estos temas, me decía que "ya viejo" había descubierto que no era "dentista" sino "dentisto". Decimos, por ejemplo, que adquirimos una enfermedad, sin sentirnos menos hombres por ello. ¿O será que deberemos expresar que nos dio "un enfermedad"?

Me parece ridículo e innecesario estar hablando de panameños y panameñas, viajeros y viajeras, ahogados y ahogadas, los supervivientes y las supervivientes, los tontos y las tontas. En un titular destacado de la prensa leí algo sobre "las reas" y por la televisión oía que fulana de tal era "miembra" de tal organización.

De machista creo no tener nada. Opino que las mujeres son lo mejor que tiene Panamá. En mis clases en la Universidad mis alumnas eran las que entregaban sus trabajos los días lunes, siempre las más cumplidas.

En la época de la dura represión, me asombró ver que la valentía de las mujeres era muy superior a la de los hombres, siempre al frente. En mis trabajos en siete ocasiones he tenido que contratar a profesionales de la arquitectura y siempre he contratado damas, por ser más leales y cumplidoras.

Estamos en un país donde las mujeres ya dominan y seguirán fortaleciéndose, para preocupación del señor "defensor". Por ello pienso que para mí sería un desgaste ponerme a pensar que en cada caso tengo que añadir el femenino de cada sujeto (¿0 será sujeta?). ¿Será que eso resuelve algo importante, como la injusticia o la pobreza?

Creo que deberemos hacer otro referéndum sobre tan impactante tema. Podríamos aprovechar la plata que nos sobraría si no ampliamos el Canal, ya que ello debe tener prioridad. Hagámoslo un tema de Estado, o por lo menos tema para el próximo CADE. Espero adherentes y "adherentas".

Explore posts in the same categories: Egalitarismo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: