Celebrando la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América

Hoy es un día glorioso para la libertad. Fue hace doscientos treinta años que en Filadelfia cincuenta y seis grandes hombres firmaron un documento que había sido redactado días antes por Thomas Jefferson. Al dar sus rúbricas personales al documento, cada uno de esos hombres estaba dando un paso que traspasaba la línea de no retorno. Estaban dejando con ello evidencia irrefutable de que eran conspiradores de la Independencia, y por tanto contra el Rey británico. Muy conscientes de ello, la frase final de la Declaración afirmaba “Y para el respaldo de esta Declaración, con una firme convicción en la protección de la Divina Providencia, mutuamente nos juramos a cada uno nuestras Vidas, nuestras Fortunas y nuestro sagrado Honor.”

Y según cuenta la leyenda, Benjamín Franklin, uno de los firmantes, comentó luego que todos habían firmado: “We must all hang together, or assuredly we shall all hang separatedly” (juego de palabras cuya gracia se pierde en la traducción al castellano, pero que significa literalmente “debemos mantenernos todos juntos, o seguramente colgaremos todos separadamente”).

Esos hombres arriesgaron sus vidas por un ideal de libertad. Ese ideal fue plasmado magistralmente en ese documento, cuya parte más emotiva cito textualmente aquí, seguida de mi traducción libre al castellano:

We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness. — That to secure these rights, Governments are instituted among Men, deriving their just powers from the consent of the governed, — That whenever any Form of Government becomes destructive of these ends, it is the Right of the People to alter or to abolish it, and to institute new Government, laying its foundation on such principles and organizing its powers in such form, as to them shall seem most likely to effect their Safety and Happiness. Prudence, indeed, will dictate that Governments long established should not be changed for light and transient causes; and accordingly all experience hath shewn that mankind are more disposed to suffer, while evils are sufferable than to right themselves by abolishing the forms to which they are accustomed. But when a long train of abuses and usurpations, pursuing invariably the same Object evinces a design to reduce them under absolute Despotism, it is their right, it is their duty, to throw off such Government, and to provide new Guards for their future security. — Such has been the patient sufferance of these Colonies; and such is now the necessity which constrains them to alter their former Systems of Government.”

Declaramos que estas verdades son evidentes, que todos los hombres son creados en igualdad, que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, que entre ellos están el de la Vida, la Libertad y la Procuración de la felicidad. –Que para asegurar estos derechos, los gobiernos se instituyen entre los hombres, y derivan sus justos poderes del consentimiento de los gobernados- Que cuando quiera que cualquier forma de gobierno deviene destructivo de estos fines, es el derecho del pueblo el alterarlo o abolirlo, e instituir un nuevo gobierno, fundándolo sobre los principios y organizando sus poderes de tal manera, que a ellos les parezca la más adecuada para llevar a su seguridad y felicidad. La prudencia, desde luego, dictará que gobiernos por largo tiempo establecidos no sean cambiados por causas ligeras y pasajeras; y en atención a ello la experiencia ha demostrado que la humanidad está más dispuesta a sufrir, mientras los males sean sufribles, que enmendar la situación por medio de la abolición de las formas a las cuales se han acostumbrado. Pero cuando una larga cadena de abusos y usurpaciones, que persiguen invariablemente el mismo objeto, dejan ver una intención para reducirlos bajo el más absoluto despotismo, es su derecho, es su deber, el derrocar a tal gobierno y proveerse nuevos guardias para su futura seguridad.”

Hoy, 4 de julio, todos los que creemos que la libertad humana es un derecho inalienable de cada individuo, celebramos la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: